Social Media Manager: todo lo que necesitas saber para ocupar este puesto

Lucía Lorenzo 3 mayo 2022

Las redes sociales han alcanzado una popularidad innegable y cada vez más empresas confían en un profesional para gestionar las suyas. Si estás pensando en profesionalizar las redes sociales de tu compañía, entonces lo más probable es que necesites un Social Media Manager.

La gestión de redes sociales es cada vez más importante. Según datos de Hootsuite, más de 4.600 millones de personas usan las redes sociales en todo el mundo: el 75% de la población mayor de 13 años. De media, el uso de internet roza las dos horas y media al día.

Al contemplar estos datos, es lógico pensar que, a día de hoy, cualquier negocio que busque una audiencia multitudinaria necesita estar presente en las redes sociales. Pero no basta con estar presente. Para lograr unos determinados objetivos, la presencia de una marca en redes sociales tiene que estar correctamente planeada y ejecutada.

¿Qué es un Social Media Manager?

El Social Media Manager es un profesional encargado de diseñar la estrategia en redes sociales de una determinada empresa. Es decir, su papel es elaborar un plan de social media que dé respuesta a los objetivos empresariales.

Para ello, es fundamental que esté familiarizado con las diversas redes sociales, así como con las tendencias presentes en las mismas. Además, tiene que ser capaz de analizar los resultados obtenidos con sus campañas de social media y, por supuesto, debe analizar el desempeño de tus competidores en redes sociales.

¿Cuáles son sus funciones?

  • Analizar el entorno digital: es necesario que el Social Media Manager sepa cuáles son las demandas de los consumidores, en qué redes sociales navega el público objetivo y qué tipos de acciones realiza la competencia para satisfacer sus necesidades.
  • Diseñar estrategias de social media: cada red social debería constar de una estrategia concreta, capaz de responder a un objetivo concreto: alcanzar el mayor número posible de clientes potenciales, generar conversiones, mejorar la imagen de la marca…
  • Escoger las redes sociales adecuadas para la marca: abarcar todas las redes sociales no solo requiere grandes cantidades de esfuerzo, sino que suele ser innecesario. El Social Media Manager debe ser capaz de analizar en qué redes sociales se mueve tu público objetivo y cuáles son las más adecuadas para cada una de las campañas planificadas.
  • Crear contenido adecuado a cada plataforma: el marketing de contenidos consiste en crear contenido digital capaz de dar respuesta a las dudas de los consumidores. Estos contenidos deben estar adaptados a cada una de las redes sociales.
  • Asignar un presupuesto para la estrategia de la empresa en redes sociales.
  • Estar al día de las últimas tendencias del mercado: las redes sociales se mueven a una velocidad vertiginosa. Es esencial que el Social Media Manager sea capaz de mantenerse al día de la actualidad y de adaptar la estrategia de redes sociales a las tendencias del sector.
  • Gestionar el calendario de publicaciones en redes sociales.
  • Dar el visto bueno a los contenidos antes de que se publiquen.
  • Realizar un seguimiento de las publicaciones y analizar el alcance de los perfiles de la marca: un Social Media Manager debe ser capaz de analizar los resultados obtenidos en un determinado periodo de tiempo. Solo así podréis reforzar las fortalezas y corregir las debilidades de vuestra estrategia de redes sociales.
Social Media Manager

Así es el perfil de un Social Media Manager

Para ser un buen Social Media Manager es esencial saber pensar con mente fría. Al fin y al cabo, las redes sociales son plataformas convulsas donde las marcas se exponen constantemente al ojo crítico de los consumidores.

Además, es necesario que sea capaz de organizar el contenido a varios meses vista. Y, por supuesto, tiene que ser una persona analítica, capaz de comprender e interpretar los resultados obtenidos para así tomar las medidas pertinentes para cada plataforma.

Entre sus cualidades más destacables está:

  • Creatividad: la capacidad de análisis es fundamental, pero no debe ir nunca en detrimento de la creatividad. Al fin y al cabo, la creatividad es esencial para elaborar contenido innovador adaptado a los diversos formatos que triunfan en redes sociales: vídeos, imágenes, textos, infografías…
  • Conexión con el público: tener una buena imagen de marca no siempre pasa por crear contenido serio. De hecho, buena parte del contenido que triunfa en redes tiene un carácter más distendido. Esto se debe a que a los consumidores les resulta más fácil conectar con este tipo de publicaciones. De hecho, marcas con tanto alcance como Netflix llegan a su público a través del humor y los memes, contenidos de gran alcance con mucho potencial para ser virales.
  • Espontaneidad: aunque la planificación a largo plazo es imprescindible, el social media manager debe ser capaz de dejar hueco a la improvisación. Al fin y al cabo, las tendencias surgen de imprevisto y mueren con la misma rapidez con las que aparecieron. Si quieres aprovecharlas, entonces debes saber improvisar para sumarte a las tendencias antes de que desaparezcan.
  • Organización: el orden es fundamental a la hora de gestionar los perfiles en redes sociales de una marca. Un Social Media Manager a menudo gestiona varios perfiles al mismo tiempo y es posible que estos exijan diferentes formatos y diferentes frecuencias de publicación. Además, algunos tienen que gestionar los contenidos de varios proyectos y es esencial no mezclar temáticas. Por eso, es recomendable ser organizado y, además, confiar en alguna herramienta que sirva para programar las publicaciones.
  • Dotes comunicativas: un buen Social Media Manager tiene que ser capaz de conectar con el público. Para ello, necesita dominar la comunicación escrita y visual. Lo ideal es que sea capaz de elaborar tanto el texto de un vídeo de reels como el copy de una publicación de LinkedIn o el contenido de un artículo para blog.
  • Sentido de la estética: el texto sigue siendo necesario en redes sociales, pero lo cierto es que la imagen le está comiendo el terreno a pasos agigantados. Por eso es necesario que el Social Media Manager tenga buen ojo para la estética. Al fin y al cabo, elegir correctamente la combinación de imágenes para el feed de Instagram es tan importante como escribir sin faltas de ortografía.
  • Curiosidad: como ya hemos dicho, el mundo de las redes sociales se mueve a gran velocidad. El Social Media Manager necesita curiosidad para conseguir conocerlo antes de que cambie. Y, por supuesto, también la necesita para saber cuáles son las demandas de los consumidores, las últimas tendencias del sector y las estrategias más novedosas de la competencia.

A día de hoy existen cientos de cursos y masters, tanto en modalidad online como presencial, con los que puedes formarte como Social Media Manager. No obstante, debes saber que externalizar la gestión de redes sociales a una agencia de social media es una buena forma de quitarte una preocupación de encima. De esta manera podrás asegurarte de que tus perfiles los gestionan profesionales capacitados para ello.

En Tilde Comunicación llevamos creando contenidos digitales desde 2001. En estos más de 20 años hemos lanzado proyectos propios de gran éxito. Y, por supuesto, hemos ayudado a numerosos clientes a adaptarse al escenario cambiante de las redes sociales.

Si quieres que te ayudemos a llevar la gestión de redes sociales de tu marca, no dudes en pedirnos un presupuesto ¡Y te asesoramos!

¿Hablamos?

    P.º de Belén, 9A, 47011 Valladolid
    Phone: +34628496170