❌ Los 10 errores más comunes en comunicación empresarial

Lucía Lorenzo 7 octubre 2022

Cada vez más valorada en el entorno digital, la comunicación empresarial sigue siendo circunstancial para multitud de empresas.

Es habitual que las consultoras de comunicación nos topemos con organizaciones para las que la comunicación es fruto de la necesidad. La utilizan para llegar a sus trabajadores y a sus clientes, pero no la cuidan, ni la planifican, ni mucho menos invierten en ella. No ven la comunicación como un escaparate capaz de llamar la atención de los clientes.

Pero lo es. Y, al contrario de lo que se piensa en algunas pequeñas y medianas empresas, se trata de un activo intangible que no solo da beneficios a las grandes compañías.

Sí, es posible que tus mensajes no logren el impacto que consiguen las campañas publicitarias de Ikea. Sin embargo, un impacto moderado es mejor que impacto cero ¿verdad? Pues el medio para conseguirlo no es otro que la comunicación empresarial. Como bien decía Hannah Arendt «una experiencia hace su aparición cuando es verbalizada. Y a menos que sea verbalizada es, por así decirlo, inexistente».

¿Quieres que tu empresa tenga un lugar en la mente de tus clientes? Entonces tienes que llegar a ellos por medio de las palabras.

¿Por qué es importante la comunicación empresarial?

Entendemos la comunicación empresarial como el conjunto de procesos a través de los cuales una organización transmite información. Este proceso puede dirigirse hacia el interior o hacia el exterior.

La comunicación interna es importante porque permite que todas las partes de una empresa trabajen de manera coordinada. Si el flujo comunicativo es claro y constante, la incertidumbre desaparece. Y, cuando no hay incertidumbre, cada uno de los miembros de la empresa rema en la misma dirección, de forma que llegar a los objetivos se vuelve más fácil.

La comunicación externa, por su parte, posibilita que la empresa se dé a conocer. Si la presencia pública de la marca aumenta, las ventas se incrementan. Incluso si una acción comunicativa no se convierte en una venta directamente, al llamar la atención de los clientes potenciales consigues que tu marca cree un impacto sobre ellos, de forma que, cuando tengan necesidad, quizás acudan a tus productos o servicios.

Estos errores de comunicación empresarial impiden que tu marca crezca

Errores relacionados con la comunicación interna

  • No cuidar la comunicación descendente

Algunos directivos cometen el error de pensar que los empleados no necesitan saber lo que ocurren en la empresa.

No obstante el hecho de dejarlos en la inopia genera mucha incertidumbre y hace que los rumores se extiendan.

Recuerda que la desinformación es tan poderosa como la información. Los rumores que aparecen ante la falta de información pueden acabar provocando crisis internas y estas pueden afectar gravemente a los resultados de una empresa.

  • No cuidar la comunicación ascendente

Del mismo modo que es fundamental que los mensajes de la dirección lleguen hasta los empleados, es imprescindible que los empleados se comuniquen con sus altos cargos.

Ten en cuenta que los trabajadores son quienes mejor saben lo que ocurre en el día a día de una empresa. Son ellos quienes pueden dar la voz de alarma si algo no funciona como debería. Comunicar un error a tiempo puede evitar que un pequeño fallo se convierta en una crisis.

Además, los trabajadores que se sienten escuchados se sienten también más valorados. Como consecuencia, trabajan mejor y la productividad de la empresa aumenta.

  • Relegar siempre en los medios digitales

Es innegable que el correo electrónico y las aplicaciones de mensajería instantánea han facilitado que la información fluya. Sin embargo, no siempre son la opción más adecuada para transmitir las noticias.

Ten en cuenta que la comunicación oral es mucho más que lo que dices: es cómo lo dices, qué gestos haces, qué momento eliges para decirlo… En la comunicación escrita no tienes control alguno sobre esos elementos, lo que puede llevar a malentendidos.

Por eso, lo mejor es que las noticias más importantes las des en persona y en el momento adecuado.

  • Dejarse llevar por las emociones negativas

Tener malos días es natural, pero es importante que las emociones negativas no afecten a la forma en la que te relacionas en el trabajo.

Un grito, una mala contestación o una respuesta poco pensada pueden envenenar el ambiente laboral y hacer que la gente acuda desmotivada a trabajar. Y esto, a su vez, puede frenar la productividad.

  • Improvisar

Antes de comunicar una noticia importante es necesario analizar cuál es el mensaje que quieres hacer llegar, con quiénes tienes que comunicarte y qué momento es el más adecuado para decirlo.

Elegir bien tus palabras y tener bajo control todo lo que está en tu mano reducirá las posibilidades de que las cosas sucedan de manera inesperada.

Errores relacionados con la comunicación externa

  • Creer que no necesitas la comunicación

En ocasiones, la empresas pequeñas consideran que, debido a su escasa visibilidad, las inversiones en comunicación caerían en saco roto. No obstante, ocurre al contrario: la ausencia de comunicación provoca la falta de visibilidad.

Por otro lado, algunas empresas conocidas consideran que no necesitan tener en cuenta la comunicación. Que su trayectoria y el boca a boca bastan para que sigan siendo relevantes. Y, aunque puede que sea cierto, dejar la comunicación en manos de agentes externos reduce el control sobre las narrativas que rodean a la empresa y puede acabar volviéndose en tu contra.

  • Centrarte solo en un canal informativo

¿Cuántas empresas confían solo en los medios de comunicación tradicional y se olvidan de los canales digitales? ¿Y cuántas se centran tanto en los medios digitales que olvidan que hay un mundo más allá de las redes sociales?

Como suele decirse, en el punto medio está la virtud. Si quieres llegar al mayor segmento de público posible, entonces tienes que estar presente dentro y fuera de Internet.

  • No cuidar la atención al cliente

¿Sabías que Joe Girard, el mejor vendedor del mundo, consideraba que tratar bien a los clientes era la mejor estrategia de publicidad? Esta lección tan valiosa puede volverse en tu contra, puesto que una mala atención al cliente puede socavar la reputación de tu empresa.

Por eso es importante que el trato al cliente sea el mejor posible: responde sus dudas, dirígete a ellos con educación, sé cercano y nunca trates de engañarle. Los expertos en marketing consideran que es mucho más productivo cuidar a los clientes que ya tienes que tratar de captar nuevos consumidores.

  • No contar con una estrategia comunicativa

La comunicación fresca, natural y divertida triunfa. No obstante, es un error pensar que la frescura equivale a la espontaneidad.

Campañas de comunicación tan originales como la campaña viral de Vicio no son fruto de la improvisación. Detrás de cada campaña exitosa hay mucho trabajo de planificación y análisis de mercado.

  • No contar con profesionales de la comunicación

Quizás el mayor error de todos sea considerar que la comunicación no es lo suficientemente importante como para relegarla en un perfil profesional.

Para comunicar de manera exitosa no basta con saber escribir, como muchos creen. Es necesario saber sintetizar, llamar la atención, jerarquizar información… Los periodistas y otros profesionales de comunicación son el perfil perfecto para ocuparse de esta tarea.

Por eso, si tu empresa no cuenta con un departamento de comunicación interno, lo mejor que puedes es confiar en una agencia de comunicación. En Tilde llevamos 20 años comunicando y sabemos cómo sacar lo mejor de cada empresa. ¿Te interesa? ¡Pídenos un presupuesto y te asesoramos!

¿Hablamos?

    P.º de Belén, 9A, 47011 Valladolid
    Phone: +34628496170